Mordida desfavorable evolutiva (una de las peores)

Si  usted es padre o madre de un niño(a) cuya oclusión o patrón de mordida se haya diagnosticado como clase II, sepa que yo la llamo la “Mordida desfavorable evolutiva”, ya que a diario vemos en consulta pacientes con esta oclusión asociados a una serie de síntomas que no solo abarcan al área de la ATM sino involucran a la columna vertebral.

Cada vez que nos llega a consulta un paciente con este tipo de mordida le recomendamos que Nos deje tratarlo para evitar que esta mordida dañina continúe su evolución más encarecidamente en niño, ya que se asocia con el desencadenamiento de todas las alteraciones de la ATM, condicionando el resto de compensaciones asociadas.

uno

fg¿Cómo podemos reconocer a una mordida Clase II? Si observamos el perfil de un niño con este tipo de oclusión tiene apariencia de” pajarito”, su mentón se encuentra muy próximo a la parte anterior del cuello y puede presentar una “papada”. Si le pedimos que apriete sus muelas fuertemente como cuando muerde normalmente y revisamos la posición de sus dientes delanteros, los dientes que ocupan la posición más delantera en el maxilar inferior pueden estar cubiertos total o parcialmente por los dientes anterosuperiores. En una oclusión descrita como Clase I (normo-oclusión u oclusión normal), los incisivos centrales superiores cubren solo un tercio de la cara anterior de los incisivos centrales inferiores.

Si usted descubre que su hijo tiene esta mordida desfavorable evolutiva, y además usted o el otro progenitor sufren de dolores de cuello, espalda y/o ruidos a nivel de la ATM, le recomiendo que lleve a su hijo prontamente al odontólogo para que empiece a combatir ese patrón de oclusión.

Pero si usted ya lo ha hecho y le dijeron que esperara a que erupcionaran todos los dientes permanentes para tratarlo con aparatos de Ortodoncia, le informo que existe otra especialidad en la Odontología denominada: Ortopedia Funcional de los Maxilares, cuyo enfoque permite erradicar este patrón postural negativo a edades tempranas.

En 1741, Nicolas Andry, uno de los padres de la Ortopedia a nivel médico, la definió como la especialidad que trataba los problemas relativos al “enderezamiento de los niños”. Cuán importante es diagnosticar y tratar integralmente a un niño, corregir en un momento en el cual el crecimiento está en su pleno apogeo a una criatura que hereda nuestras características o que tiene un patrón de mal funcionamiento muscular o dentario. A edades tempranas, con la intervención de la Ortopedia y la Osteopatía podemos erradicar a una “Mordida desfavorable evolutiva”, pero si esperamos a que salgan todos los dientes permanentes perderemos ese valioso momento, y sólo será posible trabajar con las técnicas de Ortodoncia que en muchos casos indicarán la extracción de algunas piezas dentarias porque no caben dentro del hueso maxilar, dejando a personas con una sonrisa perfecta pero instaurando toda una serie de cambios que conllevan a alterar el resto del organismo porque nunca se contempla tratar la oclusión con el(la) portador(a) de la misma, de forma integral.

Por ello debemos entender que no todo es la ortodoncia, es un recurso que utilizamos a diario, acompañada por supuesto del tratamiento a nivel osteopático, postural para que pacientes sin alteraciones de la ATM no las padezcan, y para que los infortunados que la hayan sufrido no las vuelvan a padecer jamás.

di

¿Por qué postura y ATM?

Durante mis  años de ejercicio profesional he atendido innumerables pacientes que sufren de un trastorno conocido como síndrome de la ATM,  o síndrome de la articulación temporomandibular  (esta es la articulación que permite que la mandíbula se mueva, permitiendo los movimientos de apertura y cierre de la boca), asociado en muchas ocasiones con un hábito denominado Bruxismo (acción de apretar fuertemente los dientes o de “rechinarlos”).

El maxilar inferior se articula con el superior según el engranaje de los dientes.  Es la posición impuesta por dicho engranaje dentario el que ajusta no solo la posición del maxilar inferior, sino  también la de la articulación temporomandibular, la de las vértebras cervicales, la de la columna vertebral en general y hasta el apoyo de la planta de los pies. Cuando un paciente tiene una malposición dentaria, o maloclusión, es decir dientes que engranan de forma no armónica y desequilibrada, se desencadenan una serie de compensaciones que involucran grupos musculares de forma paulatina y que pueden cambiar radicalmente la postura original de una persona.

La mayoría de nuestros pacientes se han hecho extracciones dentarias sin pensar que con el transcurrir del tiempo éstas puedan traer consecuencias. Cuando se extrae un diente, el que estaba detrás de este se va rodando con el tiempo hacia adelante y el que estaba delante del que se extrajo, se va rodando poco a poco hacia atrás. Además, el diente antagonista, es decir el que chocaba contra el que se extrajo, va bajando si es superior, o va subiendo si es inferior, tratando de “chocar” con algún otro diente. Así, se origina lo que llamamos un desequilibrio oclusal, es decir, una situación en la cual todos los dientes se van desplazando gradualmente como una adaptación al cambio originado por la extracción.

bn

Mientras que los dientes se van desplazando, los músculos de la cabeza y los de la parte superior de la espalda se ven implicados inicialmente en un cambio que busca mover el maxilar inferior a una posición en la cual engrane “lo mejor posible” con el maxilar superior, ya que a medida que los dientes se van desplazando, van apareciendo contactos nuevos entre los dientes superiores e inferiores. La información de los contactos nuevos es recogida por unos receptores especiales que están alrededor de cada diente, la envían al sistema nervioso central y en respuesta este último ordena a los músculos que hagan los cambios concernientes a evitar los contactos de reciente aparición.

Los choques que surgen al morder son percibidos por el organismo como traumáticos, y se denominan “contactos prematuros”, nuestro cuerpo buscará siempre una mejor posición a partir de cambios en la tonicidad muscular, esta es la respuesta de adaptación. Por ejemplo, relajará quizás más un músculo del lado derecho y su homólogo del lado izquierdo se contraerá para que la mandíbula al contactar con el maxilar superior no choque sobre la punta del diente que contactaba de forma inadecuada. Esta es la razón también por la cual muchos pacientes sometidos a tratamiento ortodóntico presentan constantes dolores de cabeza, y/o cuello y espalda, ya que deben estar constantemente haciendo compensaciones y adaptaciones.

Es también común en mi consulta los pacientes que refieren la aparición de espacios entre los dientes, observar molares más abajo (si es un diente superior) o más arriba (si es inferior), dientes que se apiñan cada vez más (es decir, se van juntando), etc. Es la evidencia de que se está  sucediendo en su boca un desequilibrio oclusal y puede concatenarse a una serie de compensaciones por parte de grupos musculares cada vez más grandes si el problema no es atacado a tiempo y se convierte en un trastorno crónico.

El desequilibrio oclusal aparte de generar todos los cambios aquí descritos de forma sucinta y sencilla, también trae consecuencias locales. El hueso y la encía que rodea a un diente (periodonto) que no contacta bien con su antagonista nunca podrá estar completamente sano, ya que la absorción de fuerzas por parte del diente y su posterior transmisión al hueso que lo rodea inducirá a procesos de remodelado y pérdida (reabsorción) de dicho hueso, lo cual se traduce en movilidad y la posterior perdida de la pieza dentaria.

En el campo de la odontología el odontólogo siempre ha visto de forma muy pasiva la aparición del síndrome de la articulación temporomandibular, y se limitaba a instalar un dispositivo que se interponía entre los maxilares conocido como “férula”. Actualmente planteo la incorporación al tratamiento odontológico de la Osteopatía para la oferta de un tratamiento novedoso que restablezca la situación de normalidad en un organismo que ha sufrido múltiples compensaciones, y donde resulta ilógico la desconexión del engranaje dentario del resto de la postura del organismo, conceptos manejados en el área de  la Osteopatía desde finales del siglo XIX, por la Kinesiología y de forma más reciente compartidos por una nueva rama de la Odontología denominada Posturo-Odontología.

Retomamos nuestro blog

Presentamos el nuevo departamento de logo probocacanarias sin fondo:

logo procorpore sin fondo

Este nuevo departamento está dedicado a la salud integral, donde podrá encontrar 4 especialidades que le ayudarán a mejorar su día a día:

-Podología

-Fisioterapia / Osteopatía

-Logopedia

-Estética

Para más información, llame al 922 26 47 16 y estaremos encantados de atender cualquier tipo de dudas

PROBVOCA apuesta por la Vida del planeta y de los seres que lo habitamos

Imagen

PROBVOCA a puesta por la Vida del planeta y de los seres que lo habitamos

la V de Provocar, la V de VIDA

Importancia de la boca en el rendimiento deportivo

Imagen

No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer.

Bruce Lee

Los hombres y mujeres que se dedican al mundo del deporte necesitan conocer su cuerpo, tener nociones básicas de anatomía y fisiología muscular. Precisan tener presente sus capaci­dades y limitaciones y deben saber controlar los movimientos necesarios para la ejecución de su especialidad. Requieren lograr la optimización de su sistema osteomuscular y conseguir el mayor rendimiento, minimizando al máximo la necesidad de forzar en exceso su organismo, pues esto les puede llevar a la fatiga y a las lesiones. Una actitud más preventiva que curativa es vital en el ejercicio del deporte, debiendo centrarnos en detectar po­sibles causas de anomalías estructurales o funcio­nales, encauzarlas desde su aparición temprana, evitando que sean el origen de diversas patologías que además, se verían aumentadas por el sobre­esfuerzo que supone una actividad deportiva.

La definición de entrenamiento deportivo que nos aportan R. Arnold.1 y L. D. Mozo.2, nos lo define como “un proceso pedagógico que se concreta en la organización del ejercicio físico, que varía en cantidad e intensidad, produciendo una carga creciente, que por una parte estimula los procesos fisiológicos de sobrecompensación y por otra, mejora las capacidades físicas, tácticas y psíquicas del atleta, a fin de exaltarlo y conso­lidar su rendimiento”. El entrenamiento deportivo, es un proceso a largo plazo, en el que el depor­tista debe recorrer diversos aspectos de su dis­ciplina, que van desde la preparación física, a la mental, emocional, nutricional, etc., para alcanzar el máximo rendimiento y la optimización de todo su cuerpo.

La odontoposturología se basa en el es­tudio de los diferentes captores sensoriales y sensitivos que intervienen en la regulación de la postura, donde el sistema estomatognático tiene un papel evidente, permitiéndonos acercarnos a la aplicación de estas técnicas diagnósticas y te­rapéuticas

El estudio postural se debe realizar siem­pre en estática y en dinámica, pues inevitablemen­te para ejecutar un ejercicio, debemos pasar de una posición estática, que prepara la dinámica a una serie de movimientos que coordinados, pro­ducen la ejecución de un determinado deporte. El estudio de todas aquellas posiciones que generan un gesto o la puesta en escena de una actividad deportiva, se convierte en un aliado para conse­guir un elaborado plan de mejoras y de objetivos alcanzables.

Cada disciplina deportiva requiere unas determinadas condiciones físicas que pueden ir desde la fuerza mecánica, a la precisión, a la velocidad, a la amplitud de movimientos, a la ra­pidez, a la coordinación extrema, a la resistencia física, a la flexibilidad, etc. En general, cada de­porte tiene un arquetipo, y todos tienen en común la necesidad de una determinada actitud mental, una preparación psicológica que les permita una adecuada concentración, una idónea alimenta­ción, una correcta hidratación, una necesaria co­ordinación de la respiración y una correcta rela­ción entre los maxilares, que facilita la posición de la cabeza en el eje corporal adecuado.

Los deportistas que se dedican a correr suelen ser delgados, fibrosos, con piernas potentes, mientras que los que se dedican a levantar pesas son altamente musculados, con brazos potentes y más altos, con una masa muscular importante. Aunque sabemos que determinadas cons­tituciones son más adecuadas para algunos de­portes, también es cierto que mediante el entrenamiento y con dietas especiales, podemos llegar a obtener objetivos concretos con nuestros cuer­pos, consiguiendo adaptaciones físicas y meta­bólicas que nos acerquen más a los perfiles ade­cuados de cada deporte.

Debemos conocer los problemas deri­vados de ciertos deportes, en los que desarro­llamos más un lado del cuerpo que otro, como ocurre en muchas disciplinas como el tenis, el padell, el squash, donde dependiendo de si somos diestros o zurdos, desarrollamos más el lado derecho o izquierdo de nuestro cuerpo. Este inconveniente, ine­vitablemente tendremos que compensarlo reali­zando un entrenamiento específico para desarro­llar el lado menos operativo, evitando asimetrías importantes del cuerpo. Tenemos que potenciar y optimizar aquellas otras que puedan sufrir por la actividad desarrollada.

La odontoposturología nos aporta los es­tudios y aparatos que ayudan a valorar los capto­res posturales que regulan y modulan la postura durante el deporte. Nos permite observar si existe alguna disfunción en cualquiera de ellos que deba ser valorada o normalizada. Podemos apreciar si alguno de los captores posturales domina más que otro y que sistema propioceptivo o nocicep­tivo puede estar activándose.

Los diferentes captores, ya sean podálicos o cefálicos, pueden ser evaluados en situaciones habituales, durante los entrenamientos, después de los ejercicios, en los descansos, cuando apa­rezcan disfunciones. También podemos ob­servar en los estudios posturales de frente, de es­palda y de lado, si el cuerpo está centrado o por el contrario se desvía a algún lado, si el centro de gravedad lo notamos desplazado, etc. Con las plataformas estabilométricas podemos recrear matemáticamente que desplazamientos presen­ta  el centro de gravedad en las diferentes posi­ciones, tanto en estática como en dinámica. Por otro lado, nos permite hacer seguimientos pos­turales objetivables en los distintos deportistas.

Una valoración global es necesaria para prevenir las lesiones. El tratamiento será a base de modificar o regular el captor que está en desregulación mediante plantillas, oclusión dentaria, ajustes en la ATM, ejer­cicios visuales o lentes de contacto, tratamien­to de fisioterapia con técnicas de estiramientos, tratamiento osteopático, cadenas musculares, etc. De esta manera, el sistema nervioso central será capaz de integrar la nueva información y dar una respuesta adecuada para que mejore el tono muscular global, de modo que el paciente quede equilibrado en su conjunto.

(María del Pilar Martín Santiago)

 

 

 

Los pasos de peatones mal diseñados

Minientrada

587px-Passage_peiton_vertLos pasos de peatones están bien diseñados?

 

En mi humilde opinión, aunque tienen muchos aspectos correctos, fallan en la estrategia de colocación. Por otro lado, creo que los conductores canarios en general somos más respetuosos con los peatones que la mayoría de las otras comunidades españolas. Pero situémonos en la historia, reflexionemos y saquemos nuestras propias conclusiones.

Según la Wikipedia, los pasos de peatones son la zona de intersección entre circulación rodada y el tránsito peatonal; es la parte del itinerario peatonal que cruza la calzada de circulación de vehículos, al mismo o a diferente nivel.

Un paso de cebra es un tipo de paso de peatones usado en muchos lugares del mundo. Se caracteriza por sus rayas longitudinales (de ahí el término, nombrado a partir de las líneas de la cebra) paralelas al flujo del tráfico, alternando un color claro (generalmente blanco) y oscuro (negro pintado o sin pintar si la superficie de la carretera es de color oscuro). Las rayas tienen generalmente de 40 a 60 centímetros de ancho. Las travesías fueron marcadas originalmente por luces y pernos pero pronto fueron agregadas las rayas por motivos de visibilidad. Los peatones tienen derecho de paso en esta clase de travesía una vez que han puesto un pie sobre él. Entonces, los coches tienen que parar y dejar pasar, siempre que lo puedan hacer con seguridad.

El paso de cebra fue primero utilizado (tras algunos experimentos aislados) en 1.000 sitios en el Reino Unido en 1949 (siendo la forma original alternativamente rayas azules y amarillas) y una medida de 1951 los introdujo por ley. En 1971, el Código de la Cruz Verde fue introducido para enseñar a los niños hábitos más seguros en el paso de cebra.

Un paso de cebra famoso aparece en la cubierta del álbum Abbey Road de The Beatles. Éste es probablemente el paso de cebra más famoso del mundo, e incluso se ha incorporado en la insignia actual de los Estudios Abbey Road. Sin embargo, desde que la foto del Abbey Road fue tomada, se han agregado a todos los pasos de cebra las líneas de zigzag en el bordillo y en el centro del camino para indicar zonas de no-espera en ambos lados.

En cuanto a la seguridad tenemos algunos estudios que nos aportan algunos datos interesantes: El RACE (Real Automóvil Club de España), acaba de publicar las conclusiones de un estudio sobre la seguridad de los pasos de peatones en Europa y en el que se analizó el riesgo de 310 pasos repartidos en 22 países europeos. La conclusión general a la que se ha llegado, es que uno de cada seis pasos de peatones europeos, suspende en seguridad. Aunque traídas al caso español, las cuentas son más positivas: solo cuatro de los 30 analizados no pasaron la prueba, lo que supone un 13,3% de suspensos, frente al 17% de media en Europa.

La ciudad mejor valorada de España ha sido Madrid, donde la mayoría de los pasos estudiados no suspende. El mejor paso de peatones de la capital está en la calle Alcalá intersección con la calle Gran Vía.

La ciudad de Barcelona es la ciudad española con peor valoración, ya que de los 10 analizados en la Ciudad Condal, tres suspenden por mala visibilidad y accesibilidad. El mejor paso en Barcelona está en la calle Tarragona en su intersección con Diputaciò.

En la ciudad de Milán se encuentra el peor paso de peatones de Europa, en la Vía Palestra, con una puntuación negativa en todas las categorías de seguridad. En el otro lado, la clasificación de mejor paso para peatones se concedió a un paso en Bratislava.

En Canarias,  la actitud ante los pasos de peatones, es por lo general, de respeto hacia el más débil, el peatón. Cuando ve un peatón a punto de cruzar, el conductor acciona el intermitente izquierdo. Esa señal advierte a los conductores que circulan detrás de que un peatón está cruzando la calzada. A veces el conductor también saca el brazo por la ventanilla para hacer más evidente su advertencia. Esa forma de actuar contribuye a una implicación mayor por parte de los conductores en el respeto a los peatones, y lo cierto es que en Canarias está muy mal visto no parar en un paso de cebra. No sería mala idea exportar al resto de ciudades esa señalización del intermitente izquierdo ante un paso de peatones. Seguro que contribuiría a reducir el número de atropellos urbanos.

Sin embargo muchos vecinos canarios afirman que  ponen en riesgo su seguridad al cruzar por los pasos de peatones de algunas carreteras canaria, sobre todo en las generales, donde  los coches “pasan a mucha velocidad y ello provoca que a determinadas horas aumente considerablemente el riesgo de atropello”.

En definitiva y después de arduas reflexiones, opino que los pasos de peatones no deben estar en las intersecciones, donde el conductor debe estar atento a los otros coches, señales y encima a los peatones, de este modo el conductor puede tener mas fallos de reflejo y el peatón mas inseguridad a la hora de cruzar. Creo que los pasos de cebra deberían estar a mitad de las calles, donde el conductor solo tenga que estar pendiente del peatón y el peatón del conductor. En definitiva lo que queremos es seguridad, vida y no quien se equivoco,  quien tuvo razón, quien infringió la ley. Si pasa algo grave, el conseguir al culpable, no evita lo duro de las lesiones o las muertes.

Pongamos los pasos de cebra en un lugar más seguro para los ojos de todos. Nuestra vidas estarán mas seguras

MADUREZ Y JUVENTUD, el camino de la evolución

Minientrada

adult helping senior in hospitalImagen

DEJAME CUMPLIR AÑOS CONTIGO, UNIR LA INTUICIÓN DE MI LATIDO  Y LA IMPULSIVIDAD DE MI CEREBRO CON TU TEMPLANZA, TU SAPIENCIA Y TU GENEROSIDAD… PROBOCA apuesta por la unión de la experiencia de los veteranos y el impulso de las nuevas generaciones de dentistas. Una Sociedad que no valore sus mayores es un mundo decadente, sin conocimientos y sin alma. Prescindir de los grandes logros de nuestros maestros, es dejar huerfano al mundo del avance científico y medico. Sin Einstein, Marie Curie, Severo Ochoa, Maiman, Andre Mester y la larga lista de hombres y mujeres que han dedicado su vida al avance de la Ciencia y de las humanidades, nuestra Sociedad sería un barco a la deriva. Ampararse en la imagen del abuelete desconectado del mundo para anunciar la modernidad de nuestro trabajo, es menospreciar nuestros origenes y demostrar que no tenemos nada que aportar porque nuestro enfasis está en que hacen mal los otros y no en que basamos nuestra revolución ,nuestro buen hacer, nuestros avances. Yo vengo de una estirpe de mujeres nobles, trabajadoras y perseverantes, sin ellas mi destino no hubiera tenido sentido. Las mujeres de entonces trabajaron duramente para que las mujeres de ahora tengamos otras opciones de vida. Mi éxito es parte del éxito de ellas. Cuidemos a nuestros mayores, respetemos su sapiencia y recojamos con dignidad el enorme arsenal de conocimientos que atesoran.  Desde aquí queremos dar un homenaje a todos los dentistas que han sido pioneros en conseguir que España lidere la Odontología moderna del siglo XXI.